La F1, o la ausencia de talento

Acaba de terminar el GP Mónaco y me produce tristeza ver cómo el talento está relegado en la parrilla.

Los cuatro pilotos de Mercedes y Ferrari son lamentables. Si de ellos dependiera que me enganchase a la F1, seguramente me iría a ver petanca femenina. Es cierto que Luis Jamilton es el menos malo, pero eso no le convierte en buen piloto. Ni mucho menos.

Para ilustrar esto que acabo de escribir, baste recordar que la de hoy ha sido la primera carrera que gana Jamilton sin salir de la pole. Lo cual dice mucho de su supuesto talento. Cuando ha tenido todo “de cara”, con el coche que tiene y con los doblados apartándose a su paso, hasta Narain Karthikeyan podría ganar carreras.

Sobre Kovalainen… mejor no perdamos el tiempo.

Si lo de McLaren llama la atención, lo de Ferrari es para escribir una novela. Raikkonen es el campéón del mundo de perfil más bajo de la época moderna -de los pilotos que he podido ver-. Y Massa…buf no sabría por donde empezar. En mojado es un cero a la izquierda. Cuando siente la presión por detrás es dos ceros a la izquierda -y con el coche que tiene la siente bastante a menudo-. Cuando tiene que tomar la decisión de atacar e ir por un objetivo concreto en carrera, es tres ceros a la izquierda. Y así sucesivamente. Es muy buen calificador. Felicidades para él.

Y del resto, qué decir. El bicampeón del mundo luchando por entrar en los puntos. Kubica, un piloto al que se le sale el talento por todos los poros de la piel, luchando contra la lentitud de su mecánica. Por cierto, ahora que está de moda decir que BMW ha progresado mucho, lanzo una pregunta: ¿diríamos lo mismo si nos atuvieramos sólo a los resultados de Heidfeld? El que ha progresado es Kubica y está haciendo maravillas con un coche que está muy por detrás de Ferrari y McLaren.

Preguntas frecuentes | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies | Herramientas de SEO

© BINT