El universo de la estrella

Stuttgart es una de esas ciudades que, si no eres aficionado al motor, tienen pocos motivos para ser visitadas. Muy industrial, de planificación desordenada -aleatoria diría yo-, con atascos demasiado frecuentes para su tamaño, clima gélido, poco acogedora en definitiva.

Sin embargo, para un aficionado a las 4 ruedas, la cosa cambia bastante. Algo se hace omnipresente en la ciudad. Los edificios más altos, modernos y lujosos tienen un sello inconfundible: una estrella. La estrella. Símbolo del orgullo de una ciudad y una región que puso el automóvil en el planeta y, desde entonces, ha creado un universo en torno a él.

Ni siquiera las grandes corporaciones han logrado desbancar a la estrella. Estas se pelean siempre por encontrar la segunda mejor ubicación en la ciudad. ¿Los bancos? Da igual, el edificio de banca más grande y mejor ubicado es el Daimler-Mercedes Bank. ¿el estadio de fútbol? Si, no tiene pérdida, se llama Gottlieb-Daimler Stadion y está en la Mercedesstrasse. ¿la estación central de ferrocarril? La verá enseguida, está justo debajo de una gigantesca estrella que da vueltas. Y así hasta el infinito.

El núcleo de la estrella se sitúa en el este de la ciudad. Allí está la ciudad Daimler-Mercedes-Benz. Fábrica, edificios administrativos y museo. Inmenso todo ello. El museo es una pieza arquitectónica que merece visita por su valor artístico como tal.

Dentro del museo uno se da cuenta que, sin querer, su día a día transcurre en el universo de la estrella. ¿cuál era la marca del último autobús urbano al que se ha subido?, ¿se fijó en la grúa que vino a recoger su coche aquel día que se le averió?, ¿y en el taxi que le ha traido desde el aeropuerto?, quizá sí reparó en el minibús que le llevó de tour por la ciudad en sus últimas vacaciones, ¿en la furgoneta del repartidor que le trajo su pedido?, ¿en el autocar que llevó a sus hijos de excursión?, ¿vio la DTM por la tele?, ¿y la Fórmula 1?, quizá prefiera el París-Dakar o las 24 horas de Le Mans, ¿el último coche fúnebre que vio?, ¿y aquel repartidor de bebidas en el bar de la esquina?…

Aquí tenéis una galería de fotografías del museo:

Preguntas frecuentes | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies | Herramientas de SEO

© BINT